Spotlight

En 1976 apareció en cartelera la película de Alan J. Pakula Todos los hombres del Presidente y desde entonces se le ha considerado la película sobre el periodismo de referencia. Este film protagonizado por Robert Redford y Dustin Hoffman fue tratado como un monumento a la libertad de expresión. Reflejaba el hecho de la falta de democracia sin esa libertad. Me refiero a esta película de la década de los setentas, porque también en ella queda palpable su estructura basada en la investigación, sin importar dificultades y problemas con las autoridades del Estado, la corrupción y por lo tanto la ocultación de evidencias. Aunque el tema de la película Spotlight no es la investigación en contra del gobierno de Estados Unidos, en esta nueva película un grupo mediático, consciente de la importancia de abrir el camino a la verdad, lucha con todas sus fuerzas contra la censura que le pretende imponer la Iglesia Católica y familias de extrema derecha para que no revele la verdad sobre sacerdotes pederastas en la ciudad de Boston.

El director Tom McCarthy nos recuerda el papel del periodista como contrapeso del poder de las grandes instituciones, llámense estas Iglesia, Capitalismo, Gobierno, ó Empresas.
Esta película llega en el momento en que una prensa escrita sobre todo local, se encuentra devaluada. Todos se consideran comunicadores por el fácil acceso a las redes sociales: nos informan mal y sólo somos capaces de tener una visión parcial de las historias, es por eso que esta película es tan importante.
No sólo es el tema controversial, el tratar de tapar la pederastia en una comunidad cerrada como es la ciudad de Boston (eso lo ha hecho la Iglesia a través de los siglos) sino el hecho de que cuatro periodistas hayan funcionado como investigadores de a pie y se hayan dado a la tarea de destapar la corrupción del sistema; Eso los convierte en héroes con características humanas.
Lo cierto es que el trabajo de entrevista personal y tomar notas a tinta se considera obsoleto. Lo máximo que se hace es una llamada para conceder una réplica sobre una nota conocida por otra fuente. Ese es el gran trabajo de investigación que realiza el periodista actual.
Con Spotlight vemos la importancia de una prensa independiente y profesional de cualquier comunidad por muy pequeña que ésta sea y por muy restringida que sea en volúmenes de impresión. El buen periodismo puede desbancar el océano de paja informativa que inunda la web y por supuesto dejar al descubierto hechos de corrupción y malos gobiernos.
La película aborda el problema del abuso sexual de forma delicada. Nunca hay una toma sexual y se centra en la necesidad de la comunidad, tanto social como eclesiástica, de enterrar el tema. Las familias católicas de Boston necesitan a la Iglesia, por eso minimizan el grave daño que se ha hecho a las víctimas, y la muestra más clara es el reproche de una fanática cuando lee la historia y con la mirada culpa al mensajero, en este caso su sobrina la cúal trabaja en el periódico que publicó la historia.
El argumento de Spotlight en realidad gira alrededor de este grupo de cinco periodistas investigativos especializados, que indagaron acerca de uno de los escándalos más grandes en toda la historia de la ciudad de Boston.
Inicia con el caso de un sacerdote que, por más de 30 años, fue transferido de parroquia en parroquia porque, en cada una de las que llegaba, era acusado de cometer abuso sexual a varios niños. El equipo Spotlight del periódico Boston Globe era el encargado de cubrir las investigaciones más extensas y trascendentes a principios de los años 2000 (la época que la película toma lugar). El film a pesar de estar lleno de periodismo real, es entretenido. La tensión detrás de la historia que está siendo analizada está muy bien manejada, el ritmo nunca decrece y por supuesto las actuaciones y la dirección son implecables. Es por eso que ganó el Oscar a la mejor película y a mejor guión original en 2015. Fue dirigida por Thomas McCarthy y escrita por McCarthy y Josh Singer. Lo que pocos saben es que el periódico The Globe ganó el premio Pulitzer en la sección servicio púcblico en el año 2003 gracias a la investigación de este grupo de periodistas. El reparto incluye a Mark Ruffalo y Michael Keaton.

Subir ↑