La Doble Vida de Maciel

¿Pudo Maciel llevar una doble vida, y que ésta fuese ajena a toda su congregación? En realidad no. Sus más íntimos colaboradores, y al final también la totalidad de los superiores mayores, pudieron hacerse una idea más o menos nítida de cuál era el modus vivendi de Marcial Maciel. El resto de los legionarios sólo podía percibirlo. Los acontecimientos les revelaban poco a poco, que el fundador no vivía como legionario.

Marcial Maciel hacía las maletas con frecuencia. Casi la mitad de las noches de su vida las pasó en hoteles o en casas de vacaciones alquiladas, siempre de excelente calidad. Maciel gastaba, mientras su congregación comía verduras podridas.
La Administración General concedió al P. Maciel una tarjeta de crédito American Express Gold con la que pagar sus elevadísimos gastos de una forma más discreta (Los Legionarios tienen prohibido el uso de tarjetas bancarias).
Maciel no pasaba en la misma casa más de dos meses seguidos: durante semanas enteras nadie sabía su paradero. Se le vio pasar periodos de diez días en la costa italiana, de vacaciones, con una familia, sin hacer la más mínima vida religiosa.
Estos largos periodos de ausencia se mantienen desde los años cincuenta. En esa década, la Legión se hace económicamente fuerte con su primera obra de apostolado, que también es la primera fuente de ingresos no procedentes de donaciones. El P. Maciel, pasa de pedigüeño a empresario.
Los viajes estrictamente de placer comenzaron en los cincuenta. Uno de los denunciantes por abusos sexuales escribió una carta testimonial el año 1976, en la que recuerda sus giras por España, Italia y Marruecos, con el único fin de conseguir la dolantina, el derivado de la morfina con el que el Maciel “calmaba los fortísimos dolores intestinales” que le llevaban a necesitar masajes libidinosos en la enfermería. Otros cuentan que pasaba lo mismo en Nueva York y Texas.

A los seminaristas que se cuestionaban sobre la drogadicción del padre Maciel les contestaban: -Nuestro Padre ha sufrido tanto en la vida que es hipersensible. -Cualquier ruido le molesta. -Tiene insomnio y a veces necesita medicarse para dormir, y además por eso no puede quedarse con la comunidad, porque hacemos mucho ruido y no descansa-.

Por otro lado, Maciel no escogía a sus secretarios por criterios de efectividad, el que le parecía más atractivo, ése era elegido. Un testigo anónimo afirmó al periódico el país: “Se nos decía que Nuestro Padre tenía un don especial para adivinar cómo eran las personas con sólo ver su fotografía. ¿Por qué? Porque cuando llegaba el momento de remover a los religiosos, él tomaba decisiones sobre unos y otros cambiándolos de destino pastoral, conociéndoles sólo por una fotografía que le mostraban del interesado. Lo hacía con total seguridad y aplomo: al que veía más guapo o aparente le daba el mejor puesto”.

Eso sí, en las horas que el fundador pasaba con la comunidad, su conducta siempre era intachable: era una efigie perfecta, de porte noble, ponderado, seguro de sí, con la respuesta adecuada, con una caridad y un detalle externamente exquisitos para con todos… Pero cuando intentabas conocerle por dentro, entonces veías que nunca hablaba de sí mismo, que no llegabas a saber quien era, que escondía sus sentimientos y emociones. Sólo conocíamos al Maciel que él creía ser, no al que era de verdad.
Hoy sabemos con certeza qué tipo de obras de caridad realizaba en sus misteriosos viajes. Sabemos que no fue un hombre “tocado” por Dios, sino un impostor que se dio una buena vida a costa de sacrificios ajenos. Llevó dos vidas paralelas y en lo único que coincidían el Maciel fundador y el Maciel era en las ansias de grandeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: