¿Tienes amputada la conciencia?

No lo hagamos más difícil

-¿Te vas a quedar a ahí? ¡Te pregunté si vas a quedarte en ese lugar! -Sólo voy un rato a… -Yo he dado tres vueltas esperando un lugar. ¡La única incapacidad que te veo es la mental! -¿Qué, qué me dijiste? -Que eres un imbécil al que no le importa dar un pésimo ejemplo a sus hijos. Voy a buscar un vigilante, y si no mueves tu coche no preguntes por qué está rayado.

La falta de reglamentación, pero sobre todo la falta de castigo en nuestro país convierte estás escenas en una constante. He presenciado excusas múltiples para ocupar estos espacios, desde una uña enterrada hasta la recuperación de un embarazo cuando el niño ya es capaz de caminar.

-¿Señora, puedo ayudarla? -¿A qué? -Veo que ocupa usted un lugar de incapacitado, yo podría sostener sus bolsas o abrir su cajuela. De ese modo su acompañante la ayudaría con su silla de ruedas o su andadera. -Es que en realidad sólo padezco de ciática. La señora en cuestión no estaba padeciendo en ese momento un ¨pellizco¨ en el nervio principal de la pierna, y si nos vamos más lejos, según fuentes oficiales de la Secretaría de Salud, un millón de mexicanos padece de ciática, lo que representa muchos espacios de estacionamiento. Una de las formas de prevenir y mejorar su condición es evitar el sedentarismo y la obesidad. Caminar unos cajones más no les vendría mal.

-Oiga poli, ¿ustedes no hacen nada para evitar que se estacionen en estos lugares? -Pues sí les decimos, pero se enojan -¿Pero qué, los ven que salen caminando perfectamente bien?

-Las que más usan estos lugares son las mujeres con carreolas que disque no pueden cargar porque acaban de tener el bebe, y luego por ahorrarse la propina no nos dejan ayudarlas. También los usan los viejitos, que porque ya no pueden caminar bien, pero están bien fuertes.

En la ciudad de Puebla se dan actos sin sentido: tres lugares de estacionamiento vacíos frente a una tienda de conveniencia. Un automóvil se estaciona en el lugar de minusválidos obstruyendo la rampa.

-Never mind. Get the beer and lets go. -Esos gringos ya me tienen cansado. -¿Qué, es muy frecuente? -Por aquí sí, hay muchas universidades.

El sexagenario, que camina con dificultad, saca de su bolsillo una libreta de papel en la que ha escrito en todas las hojas la leyenda ¡Respeta!, coloca una de las hojas en el parabrisas del automóvil de los estudiantes, da la vuelta y se introduce en su hogar justo frente a la tienda. Observa desde la ventana. La cacería continua.

Muchos mexicanos nos hacemos la pregunta del porque nos comportamos de forma diferente cuando viajamos al extranjero, en específico a Estados Unidos, y la respuesta es obvia: el castigo. Si en nuestro país contáramos con leyes cuya consecuencia fuera una multa y el remolque del auto, nuestro comportamiento no sería igual. Lo mismo pasa a la inversa, al llevar un tiempo viviendo en nuestro país, el extranjero se da cuenta que México es una fiesta, sin reglas ni civismo vial, y ¿por qué no aprovecharse de la situación? El ser humano tiene la característica de adaptarse a su entorno en todos los sentidos.

Otro problema que se observa en el país es que en algunos centros comerciales se ha optado por exagerar con el número de lugares destinados a los minusválidos, incluso se otorga trato preferencial a embarazadas y ancianos. El resultado es catastrófico. El que tiene dolor de espalda se considera tan incapacitado como el amputado de ambas piernas. Y la embarazada de tres meses decide que puede usar ese lugar a pesar de que su embarazo no es de alto riesgo.

En el Estado de Puebla carecemos de las especificaciones que en la capital del país son claras: según LA GACETA OFICIAL DEL DISTRITO FEDERAL publicada EL 8 DE FEBRERO DE 2011 NORMA TÉCNICA COMPLEMENTARIA PARA EL PROYECTO ARQUITECTÓNICO: Un espacio por cada 40 m2 de construcción (en el caso de supermercados) Este es el reglamento que todo estacionamiento debe seguir para que los usuarios de los espacios de estacionamiento reservado no crean que son para VIP, como en el caso siguiente.

-¿Qué hiciste? ¿Con la llave? ¡Hay cámaras!

-Me vale, Tú crees que algún minusválido va a poder entrar en un porshe convertible, ni como piloto ni como copiloto. Se lo merece el idiota. Se estacionan aquí porque los espacios son más anchos y no quieren que les maltraten sus cochecitos. Pues cada vez que yo vea un coche de estos en minusválidos se va a llevar su recuerdo.

En el Estado de Sonora nos llevan la delantera a los poblanos, los agentes de tránsito ya pueden multar hasta con veinte salarios mínimos a aquellos que se estacionen en lugares reservados para discapacitados siempre que no porten la placa. Desde 2011, el reportero Arturo Molina lo dio a conocer por medio de un video para la cadena Telemax. En el municipio de Puebla las reformas a las leyes de Tránsito no se han actualizado desde hace cinco años y la ley es muy vaga, sobre todo en las sanciones.

Quitemos los obstáculos

 Desgraciadamente, hay muchas cosas por hacer y una de las principales es estar informados. En la última reforma publicada en el periódico oficial el lunes 25 de mayo de 2009, específicamente en el capítulo 10 de seguridad vial y Tránsito Municipal, se nos habla sobre los derechos de los discapacitados y la obligación de Tránsito de cuidar que se cumpla con estos derechos. (REFORMADO PÁRRAFO PRIMERO, P.O. 31 DE DICIEMBRE DE 2008) Artículo 294.- Las personas con capacidad diferente, tienen derecho a estacionar los vehículos que utilicen en las áreas o cajones destinados para uso exclusivo de las mismas, correspondiendo a la Dirección de Tránsito la salvaguarda de dicha prerrogativa, para la cual tendrá las siguientes atribuciones: I. Vigilar en coordinación con la Unidad de Normatividad y Regulación Comercial que en los estacionamientos, dichos espacios se establezcan en la proporción y con las características reglamentadas por las disposiciones municipales en materia de construcciones; II. En las calles y avenidas en el que se permita el estacionamiento de vehículos, destinar un espacio por cada veinte o fracción a partir de diez, para uso reservado a personas con discapacidad, con las dimensiones que la misma autoridad estime convenientes y con una ubicación lo más cercana posible de las rampas establecidas para facilitar el tránsito, la seguridad y la accesibilidad de dichas personas, instalando la señal internacional del discapacitado en un lugar fácilmente visible y pintada, además sobre el pavimento del cajón; (REFORMADO, P.O. 31 DE DICIEMBRE DE 2008)
III. Procurar el respeto de estos espacios, cuidando que en los mismos sólo se estacionen vehículos que tengan pegada, en un lugar fácilmente visible, la placa oficial.

Activistas en Puebla534289_219523791558147_2020861258_n

-¿Puedo ver al gerente? -¿Qué se le ofrece? -Quiero hacerle unas preguntas sobre los cajones de estacionamiento y su forma de sancionar a los que no cumplen con las reglas. -El gerente no puede atenderla ahora. Se encuentra en junta.

Lo espero, no tengo prisa. Después de dos horas desisto. -Dígale que la próxima vez que tarde tanto en una ¨junta¨, regresaré con tránsito municipal amparada en el artículo 294, Fracción III…y además ¡El cliente no siempre tiene la razón!

-Te has convertida en un activista, o al menos estás tratando de hacer periodismo de denuncia. La mujer permite ver la mitad de su cara, el resto permanece oculto.

-Los mexicanos estamos inconformes con muchas cosas en la actualidad, pero estamos esperando a que alguien más, cualquiera, haga el trabajo. Los proyectos mueren poco después de nacer, por eso no me considero una activista, me considero un tumor benigno. Sí, seré ese pequeño lunar que puede crecer o ser extirpado en cualquier momento, pero será molesto por un tiempo.

-¿Por qué los discapacitados? Porque no existe nada más deprimente que ver cómo un ser humano se consume en su hogar porque su país no le brinda las facilidades de movilidad que requiere para llevar una vida medianamente normal. El gobierno no brinda rampas, pero además, que la población en general no tenga conciencia sobre su necesidad de un trato preferencial, eso es inaceptable. ¿Cómo surgió la idea de las calcomanías? No es una idea nueva, pero es menos radical que rayar el coche o pintarlo con aerosol. Su distribución fue gratuita y más tarde mi socia y yo recibimos pedidos de gente interesada en seguir con la campaña. ¿Por qué firmar como Mr. Hyde?

-Porque creemos en la dualidad del ser humano, no pensamos que hagan conscientemente ese daño sino que es por que son ignorantes. Del mismo modo nosotras no pretendemos ser justicieras con la verdad absoluta. La idea surgió como un suplemento de regalo en el interior de una fanzine, poco después nos dimos cuenta que la gente estaba muy interesada en la campaña de respeto hacia los sitios de personas con algún problema de discapacidad. Es una cuestión de educación de toda la población hacia los derechos de un grupo de seres humano con movilidad restringida. Además, las calcomanías tenían que ser firmadas en forma anónima para que se unieran más personas preocupadas con esta situación.

La otra mitad de Mr.Hyde aparece; nos cuenta la anécdota de un familiar al que le negaron las placas de discapacitado. Debía ser él quien manejara el automóvil en cuestión y eso era imposible… Es ciego.

Existen una serie de requisitos para que las placas de invalidez sean otorgadas en el estado de Puebla. El trámite es engorroso y no tiene ninguna utilidad ya que los lugares para discapacitados no se respetan. Si no se penaliza el mal uso de estos lugares las personas que realmente necesitan de estos espacios no tienen por qué cumplir con los siguientes requisitos:
 Dar de alta en el registro estatal vehicular a los vehículos que transportan a personas con discapacidad. Entregar: La tarjeta de circulación, el juego de placas, la calcomanía de identificación vehicular y el comprobante fiscal de pago.  
 Asistir de 09:00 a 15:00 horas a Tránsito municipal. El tiempo de espera para estar frente a la ventanilla se encuentra sujeto a la demanda del servicio, y el tiempo de entrega si tiene uno suerte, será de 15 minutos. Por supuesto el trámite debe hacerse de forma presencial, y el fundamento jurídico para las condiciones de este trámite se basan en una serie de fundamentos jurídicos que se escudan en leyes fiscales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Pero, ¿Qué caso tiene sacar estas placas ¨especiales¨ si no existe un beneficio directo al portarlas? Si es el gobierno estatal el que las expide, debe ser esta dependencia la que se encargue de regular su correcto uso.

El año pasado (17 de mayo de 2014) un correo electrónico fue enviado solicitando la intervención de las autoridades en este asunto. Seguimos esperando, a pesas de que  la respuesta fue inmediata de parte de la secretaria de tránsito del estado. Prometieron una revisión de las leyes y multas severas contra los infractores. El Gobierno de Puebla no ha hecho nada y como siempre  le corresponde a la ciudadanía tomar conciencia de la necesidad de respeto a los derechos de cada una de las personas con las que se convive sin importar su condición. La prisa, la prepotencia, la vejez, un embarazo sin riesgo, etc, no nos convierte en usuarios de los espacios designados para personas con discapacidad. La solución que se me hace más conveniente es una multa. Quizás tarden en ponerse de acuerdo la iniciativa privada y el gobierno en quién se llevará la mayor tajada del uso de arañas o grúas para hacer respetar nuevas leyes en lugares públicos y estacionamientos privados como centros comerciales, pero lo cierto es que una sanción similar a la aplicada para evitar el exceso de velocidad ( las fotomultas) es lo único que parece educar a los poblanos.  Ya vimos que esta medida dio resultado en nuestro Estado, ¿por qué no aplicarla para modificar este comportamiento? Para que los autos puedan ser multados, el centro comercial o supermercado debe inmovilizar a todo automóvil que no cuente con las placas de minusválido y llamar a tránsito. En caso de demostrarse una lesión temporal del usuario, será tránsito el que determine si la multa procede o no. Antes de llevarse a cabo esta reforma, la ciudadanía debe ser informada para que las personas que necesitan las placas de minusválidos completen el procedimiento, de esta forma no habrá mal entendidos al momento de ejercer la ley. Es una propuesta viable y de la que nos beneficiamos todos (incluso el gobierno estatal).

Antes de empezar a escribir este reportaje, tuve una entrevista para publicar en una revista. Eran las ocho de la noche y el estacionamiento de Angelópolis se encontraba vacío. Al terminar la cita, salimos juntas la que sería mi editora y yo. Cuando me despedía, observé que ocupaba un lugar para discapacitados. Le pregunte por que lo había hecho. -Por miedo- fue su respuesta – siempre uso estos lugares por miedo a ser asaltada. Saqué una de las calcomanías de Mr. Hyde y se la regalé. Por supuesto nunca más supe de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: