Una Buena Lectura

Lo vivido por Hitler en las trincheras al escoger a Schopenhauer como autor de sus horas insomnes, determinó en él, la voluntad de rehacer su mundo bajo una cruel selección racial. El entorno, su infancia, y un carácter tirano hizo que la suya fuera una lectura totalmente diferente a la que años antes hizo Thomas Mann de la misma composición de símbolos.
La intertextualidad crea la extratextualidad, la consecuencia de una lectura puede promover emprender la conquista de un continente para exterminar una raza, o la idea de una obra que, en la búsqueda de dar luz a las sombras del existencialismo, haga nacer a pesar de la paradoja ” Muerte en Venecia” un escrito plagado de conceptos filosóficos. De una misma semilla se obtiene muerte o arte, cuando es sembrada en la mente de una conciencia limpia y un corazón humano.

En la poesía contrario a ” El libro como voluntad y representación”, no es la frase la que da sentido a la lectura, un poema es música, una sola palabra, su métrica, su sonido, es melodía y remonta a otro tiempo totalmente intertextual, disfrutable al alzar la voz, al encontrar un eco en paredes que regresan pensamientos de otros que a modo de recuerdos son hechos propios.
Tanto en la prosa como en la poesía el vocabulario es importante, la palabra que define en forma exacta lo que se desea trasmitir, es tan necesaria para evitar una lectura aburrida o cansada como para marcar el estilo de un autor.
Un análisis gramatical requiere del uso de libros especializados, pero el texto debe ser disfrutado, se deben ensalivar las palabras antes de digerirlas y cuando se hace una disección métrica de una poesía buscando las once sílabas o las rimas átonas, los diptongos, y el perfecto uso de adjetivos, adverbios, etc, la interpretación se convierte más en una autopsia. El texto ha dado todo y sólo le resta ser desmembrado para saber si su muerte ha sido natural o se debe a un mal congénito debido a un padre que no supo dar vida a un ser perfecto.

Después de la perdida del sentido del arte, la intuición de lo inteligible y un hambre constante por entender son evidentes en el receptor. Si un texto, una obra musical o un cuadro no pretenden ser entendidos, la conciencia mutará hasta fragmentarse y embonar devolviendo al autor una pieza digerida. Toda lectura puede ser tan falsa como válida, se interpreta desde el recuerdo, desde la psique, desde el sueño, desde y para el entorno, y se re-interpreta tras los años pues los hombres somos al igual que los dioses verbos y estamos en constante movimiento.

Actualmente no hay nada que cause más miedo que crear literatura hermosa. Desde Bukowski la necesidad de escupir palabras se ha convertido en algo casi imprescindible. La lengua de principios del siglo XlX está prácticamente muerta, ya no se da belleza al horror.

El análisis estilístico que es una disección del “ser” lector es una explicación del texto en si mismo, pero ¿es importante conocer la extratextualidad del autor al momento en que creó la obra? ¿Qué tanto influye en nuestra percepción del texto conocer la vida del escritor?

¿Se vicia mi disfrute de los poemas eróticos de Djuana Barnes al saber que no era heterosexual? ¿me permito imaginarme con el autor de las cumbres del Kilimanjaro a pesar de saber que Hemminway era un misógino incurable?
Quizás si se va a conocer la extratextualidad del autor deba conocerse en lo posible, su historia completa, el abuso homosexual de una abuela, el alcoholismo en ambos autores, la guerra como corresponsal, la búsqueda de pertenencia en un mundo de hombres, etc. O tal vez, la vida del autor deba conocerse sólo antes de una segunda lectura y a pesar de eso debamos considerar únicamente considerar el aspecto histórico y social, aunque dudo mucho que se pueda separar al ser humano del escritor; aún menos dejar de hacer paralelismos con la propia vida.

20130201-221852.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: