La Venganza De Coca

Sacó la FN 5,7 y de un disparo acabó con López Dóriga y su lista de narcos más buscados en el país: Los Leyva, Durán, El coronel Villareal y el Chapo ( su jefazo).
Estaba hasta la madre de que inflaran las cifras de muertos en la Tele. No se moría tanta gente en México por homicidio, menos por el narco. Todo era culpa del pendejo de Calderón y su estúpida campaña; pero le había salido el tiro por la culata. Los civiles se le estaban volteando.

-Me cae que ya no van a votar por nadie.

“La Chapis” recogía los restos del aparato destruido por la bala expansiva. Sabía que no era momento de hablarle.
Cuando “Coca” la vio agachada, mostrando el culo, se le pasó el coraje.

-Vente paca cabrona, necesito liberar tensión.

Le acercó un churro junto con las nalgas, era lo único que él consumía, nada más, no quería engancharse. Su mote era por su adicción a la coca-cola no a la cocaína. Tomaba seis litros diarios desde la infancia, costumbre heredada de abuelos y padres junto con la gordura y diabetes.

-Estás muy confiado de que no van a venir hasta la ranchería, que ya están acostumbrados a oír disparos, pero nos van a agarrar por fayuqueros si tengo que comprar una tele cada semana.

-“Chapis”,” chapita”…”chaparrita” ¡No me jodas! Hasta que no me diga “El verde” que ya quitaron los retenes no puedo circular libre por las carreteras. Es más seguro que me eche al pendejo de la tele a que lo busque en la calle y me lo quiebre en persona.

-Lee el periódico, a los escritores nadie los conoce, así no vas a tener ganas de matar a nadie.

Tomó la primera página y pensando que aún estaba drogado leyó el título de la columna de Gonzalo Soltero “La obesidad, principal causa de muerte en México”

-¡Ándale Pendejo! No que muy “ticher”, este cabrón si sabe.- Tú nomas repites burradas-

Salió de la casucha con su AK-47 y la “mata-policías”, determinado a terminar con la mala reputación de su gremio.

En todos los medios circularon noticias (sin confirmar) de una guerra interna entre las principales refresqueras del país. Los cadáveres de choferes de camiones repartidores aparecían sin cabeza, con inscripciones en el cuerpo como “Deliciosa y Refrescante”, “Sé joven, diviértete”, “Vuelve a la vida”, “de ril tin”.
Cuando el noticiero del canal de las estrellas anunció que las dos refresqueras se encontraban bajo las manos del narcotráfico, ya que el modo de operar y las armas eran propios de ellos, “Coca” decidió llevar su venganza hacia la comida chatarra y sus armas acribillaban ahora camionetas de Sabritas y Marinela.
Algunos mexicanos, con un grado de adicción mínimo a éste tipo de productos, no se acercaban a las misceláneas y las escuelas dejaron ( por un corto tiempo) de distribuir refrescos y basura comestible.
“La Chapis” ya era historia, después de cuatro días de no saber del “coca”, tomó sus bártulos y se fue con el militar que les pasaba los pitazos sobre los retenes. “El verde” se convirtió ahora en su protector. A su antigua pareja ambos lo dieron por muerto.
“Coca” empezó a tener seguidores, su mensaje fue escuchado por algunos y mal entendido por otros. A él se sumaron algunos compañeros de campaña que acababan por igual con camiones de piñas que con trailers de Tampax.
Fue entonces cuando ”coca” se vio obligado a colgar en el Ángel de la Independencia una narco-manta puntualizando:

“La guerra es contra la obesidad, no contra el narco”
​​​​​-Coca

Al día siguiente” El teacher” anunciaba:

-Los recientes crímenes, fueron un montaje simulado como parte de una campaña publicitaria de la empresa refresquera Coca-Cola ya que en el corto plazo ésta conocida marca mundial sacará al mercado su nuevo producto bajo en calorías. Mañana en entrevista exclusiva, los creadores de la innovadora herramienta de venta. No se pierda a continuación el comercial para televisión del refresco.

-¡Hijos de la chingada! Soy un pendejo- gritaba coca frente al televisor- ¿Por qué no firme como Emilio?

20120904-224627.jpg

20120904-224725.jpg

3 comentarios sobre “La Venganza De Coca

Agrega el tuyo

  1. Maru, sigues con las sorpresas y el encanto. ¡Felicidades! Qué orgullo contar contigo en Unarte, me fascinó la venganza de Coca, el ejercicio literario y me gusta mucho la escritora que escondes (o más bien, que escondías), te mando todo mi cariño. Te sigo y te seguiré…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: