TE ESPERO

Robé tu aroma.

El último día que visité tu casa  no pude evitarlo; me metí a tu baño. Revisé tus cosas buscando algo que pudiera llevarme sin que fuera notado.

Lo encontré en la forma de un frasco. Con cuidado vacié un poco de esa escencia que anunciaba antes de ser visible que ya estabas conmigo.

No pude tomarlo todo; ella también te extraña.

Anhelaba  llegar a casa y rociar con el líquido mi almohada. Ya has venido a verme, ahora no hago más que esperarte. Cada noche, en cada sueño, te busco. Pocas veces me visitas, pero cuando lo haces eres tan cálido y tan vivo que no puedo creer tu ausencia.

Yo sabía que te irias; lo anunciaste meses antes, con tu cuerpo consumido, tu mente abstraída y la falta de interés por vivir. Algunas veces estabas ahí, pero los últimos días tu cuerpo no tenía alma. Yo ya podía hablar con ella.

Desperté hoy sin noticias, pero no me preocupa, volveré a rociar la almohada y regresarás.

Hablaremos de mi madre y de tus nietos, y la falta que nos haces a todos, por que los que no tenemos tu aroma, rociamos la almohada con lágrimas.

4 comentarios sobre “TE ESPERO

Agrega el tuyo

    1. Pollita, muchas gracias.
      lee los demás cuando tengas tiempo y me dás tu opinión. De hecho hay un cuento que escribí en el que te menciono, ese luego lo subo por que es largísimo. acepto críticas negativas. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: