SI SE TRATA DE AUTODIDACTAS

LUNA

Recuérdame que sesenta segundos hacen una hora

que todo segundo es importante

que toda la vida te pertenece a Ti.

Ayúdame a que cada noche al observarte

no me sienta acusado

por el rostro de una persona

a quien haya causado dolor.

Debo ganar respeto para Mí.

Ensordéceme si lo que oigo

no es en mi beneficio.

Luna, ciégame

para no ver los defectos de los demás;

pero revélame con tu resplandor los mios.

Llévame hacia un espejo, un lago, una sombra,

para que en ellos descubra cada noche

un ser humano

digno de contemplar

el sol nuevamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: